Alimentos funcionales: los Probióticos y los Prebióticos

Muchas veces hemos oído hablar de los alimentos funcionales, de los probióticos y los prebióticos, pero, ¿Qué son realmente los alimentos funcionales?, y, ¿para qué sirven?

Por esto mismo, hoy quiero hablaros de los alimentos funcionales y sus propiedades. Una breve introducción.

En primer lugar hay que definir que se entiende por alimentos funcionales:

Definición

Son alimentos procesados que contienen ingredientes que desempeñan una actividad específica en las funciones fisiológicas del organismo humano. Entrarían dentro de los alimentos funcionales los probióticos y los prebióticos.

¿Qué son los probióticos?

El término  viene del griego raíz, y es la fusión de dos palabras “da vida”. Son microorganismos vivos que confieren un beneficio a la salud cuando se administran en cantidades adecuadas.

Los más conocidos son “Lactobacillius y Bifidobacterium”, aunque existen otros como la levadura “Saccharomyces boulardii”, y algunas especies de “E.Coli y Bacillus”.

Diversos estudios demuestran cuales son los beneficios de los probióticos. Los más destacados son:

  • Modulación de la microbiota intestinal
  • Mayor resistencia del hospedador a enfermedades infecciosas
  • Efecto profiláctico y terapéutico en diarreas
  • Atenuación de la intolerancia  a la lactosa
  • Reducción del colesterol plasmático
  • Actividad inmunomoduladora
  • Mejora de la enfermedad intestinal inflamatoria y el envejecimiento
  • Prevención del cáncer

Alimentos ricos en probióticos: Yogur, sopa de miso, espirulina, Kéfir, encurtidos, chucrut, kimchi, tempeh…

 

¿Qué son los prebióticos?

Se trata de un ingrediente fermentado selectivamente que da lugar a cambios específicos en la composición y/o actividad de la microbiota gastrointestinal, confiriendo así beneficios a la salud del huésped.

Las características más destacadas de los prebióticos es que el huésped no los puede ingerir y que beneficia la salud del individuo gracias a su influencia positiva sobre los microbios beneficiosos activos. Éstos influyen sobre el ambiente intestinal dominado por trillones de microbios comensales.

Son sustancias de la dieta los Polisacáridos y los Olisacáridos no almidón. Entre los más comunes destacan la Oligofructosa, la Inulina, Galacto oliposacáridos, Lactulosa y Oligosacáridos de la leche materna.

La Oligofructosa produce una serie de beneficios para la salud como:

  • Aumento de:
    • la cantidad de bifidobacterias en el colon
    • de la absorción del calcio
    •  del peso de las heces
  • Acorta el tiempo de tránsito gastrointestinal

Podemos encontrarlos en alimentos como: trigo, cebolla, banana, miel, ajo, puerro, achicoria, tomates, espárragos, rúcula, frutos rojos, avena, legumbres…

 

 

 

 

 

Estudios consultados:

  • Guarner, F et all. Probióticos y Prebióticos. Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. 2017, pág.: 2-27. http://www.worldgastroenterology.org/UserFiles/file/guidelines/probiotics-and-prebiotics-spanish-2017.pdf
  • Hernández Cruza, P. VII Probióticos y prebióticos. Departamento de Nutricin y Bromatologa III . Facultad de Veterinaria Universidad Complutense de Madrid, pág.: 202-214. http://analesranf.com/index.php/mono/article/viewFile/514/532
  • Suárez, JE. Microbiota autóctona, probióticos y prebióticos. Nutr Hosp Vol. 28. Suplemento 1. 2013. http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v28s1/09_simposio02.pdf
  • Fajardo, R. PROBIOTICOS Y PREBIOTICOS. Buenavista, Saltillo, Coah. México. Diciembre del 2004. http://repositorio.uaaan.mx:8080/xmlui/bitstream/handle/123456789/337/58543s.pdf?sequence=1

 

 

Etiquetado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: