Alimentación saludable

¿Tengo una alimentación saludable? ¿Sabemos realmente lo que comemos? ¿Cómo puedo cambiar mis hábitos alimenticios? ¿Si me pongo a dieta estaré comiendo bien?

Para llevar una buena alimentación saludable debemos hacernos una serie de preguntas:¿Será que engordo porque como mucho? ¿Yo como saludable porque me siento así?

En el supermercado cojo todo lo que pone: bajo en azúcares, sin azúcares añadidos, ligth, etc Y sin embargo sigo sin verme ni sentirme bien, no solo por fuera, si no también por dentro.

Y es que las prisas, el cogerme lo “primero que pillo”, comprar comida preparada, en sobres lista para calentar, comida rápida, llego tarde me compro un bocadillo…

Existen muchos factores que influyen a la hora de escoger una buena alimentación.

El tiempo

Por un lado, el tiempo. Como bien dice la frase “el tiempo es oro”, y en muchas ocasiones tenemos poco tiempo o bien, lo dedicamos a cosas menos fructíferas.

Nada más levantarnos cogemos el móvil y podemos pasarnos horas viendo Instagram, Twitter, Facebook, Youtube, etc.

Sin embargo, no prestamos atención a lo que comemos, no le dedicamos todo el tiempo que dedicamos a mirar nuestras redes sociales, a saber que comemos y que deberíamos comer.

Y esto es algo realmente importante. Damos más importancia a ver que ha colgado mi influencer favorita ese día, y ya comeré cualquier cosa, total, que más da por un día.

Error!!

Debemos cambiar esos hábitos, no solo alimenticios, si no también nuestros hábitos rutinarios. Cada acción necesita su momento.

Por lo tanto, pregúntate que estás haciendo mal e intenta cambiarlo.

Dedica unos minutos de tu día a día a prepararte una buena comida, un buen desayuno.

Elimina grasas, no comas lo primero que pillas, procura que no sea bollería industrial, ni cereales comerciales repletos de azúcares.

Procura dedicar un tiempo a pensar que sería lo mejor para ti.

Cuando empieces a dedicarte un tiempo verás que irás sintiéndote mejor por dentro y eso se reflejará por fuera.

También se debe sacar un tiempo para realizar deporte. Una buena alimentación va asociada a hacer deporte, a moverse, a no ser sedentario.

La realización de deporte al menos 20 minutos al día, hará que tus hábitos alimenticios empiecen a cambiar.

La pereza

Por otro lado, encontramos la pereza. Tenemos tiempo, pero nos da pereza preparar algo y optamos por lo rápido.

De hecho, la mayoría de las personas piensan que elaborar un buen plato de comida sano es dedicar parte del día a ello.

Quizá se dedique un tiempo extra, ya que hay que elaborar ese plato, pero el esfuerzo valdrá la pena.

Además, hay que huir de los estereotipos y de las dietas milagro. Nunca funcionan.

No por comer menos adelgazarás ni te sentirás mejor. Todo lo contrario.

La alimentación saludable se basa en el tiempo, el esfuerzo y la constancia. Si eres constante lo lograrás.

A %d blogueros les gusta esto: