Antitranspirantes y las sales de aluminio

En la primera entrada del blog, quiero hablaros de un tema que es bastante reciente y del cual se ha hablado más bien poco. Me estoy refiriendo a la noticia que saltó no hace mucho sobre los desodorantes con sales de aluminio y su relación con el cáncer de mama y el alzhéimer.

Bien, tal y como enfatiza la OCU, cabe diferencia entre lo que es un desodorante y un antitranspirante.

Los antitranspirantes reducen la cantidad de sudor que producimos al contener sales de aluminio. Estas sales de aluminio crean un tapón en las glándulas sudoríparas de las axilas previniendo la transpiración y matando las bacterias que causan el mal olor (AVFT v.19 n.2 Caracas jul. 2000 ).

Los desodorantes, por otro lado, no contienen sales de aluminio y por lo tanto, no tienen efecto contra la transpiración. Según la OCU, solo 3 de los 24 productos testados son desodorantes como tal (https://www.ocu.org/salud/cuidado-piel/noticias/seguridad-desodorantes-aluminio).

Un estudio realizado en 1500 personas (hombres y mujeres de distintas edades), demostró que las sales de aluminio tienen un efecto patógeno: arritmias cardíacas (AVFT v.19 n.2 Caracas jul. 2000). Es interesante leerse el estudio.

¿Cómo identificamos estas sales de aluminio en los desodorantes antitranspirantes?. Muy fácil, los encontrarás en la parte de ingredientes como: Aluminium chlorohydrate y Aluminium zirconium pentachlohydrate.

Cabe destacar también, que todavía son necesarios muchos estudios más sobre las sales de aluminio para confirmar su vinculación con el cáncer de mama y el Alzhéimer. Aunque como bien dice el refrán, “más vale prevenir que curar”.

Etiquetado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: