COMPLEMENTOS DIETÉTICOS

Los complementos dietéticos, o suplementos nutricionales, sirven para complementar una dieta variada. Nunca deben ser un sustituto.

Las características de estos complementos alimenticios son varias:

Por un lado, es obvio que se consumen vía oral. Contienen un “ingrediente alimenticio” destinado a complementar una alimentación sana. Algún ejemplo de estos son, las vitaminas, los minerales, las hierbas o aminoácidos.

Por otro lado, vienen representados de diferentes formas: como comprimidos, cápsulas, cápsulas de gelatina, líquido y polvos.

No se presentan como sustituto de un alimento convencional, ni como componente único de una comida o de la dieta.

De igual forma, deben identificarse como suplementos dietéticos mediante la etiqueta informativa.