Intolerancia a la lactosa: qué es y porqué sucede

La intolerancia a la lactosa viene siendo una enfermedad cada vez más frecuente, sobre todo en países desarrollados.

La lactosa es un disacárido presente en la leche de los mamíferos, se trata de la mayor fuente de hidratos de carbono durante la lactancia.

Ésta se sintetiza por la acción de la lactosa sintetasa a partir de la glucosa en la glándula mamaria. Está formada por dos moléculas: una de glucosa y otra de galactosa.

Así mismo, la mala digestión de la lactosa varía entre países y razas. Europa del norte se encontraría entre las zonas con una prevalencia baja (1-3%).

Por otro lado, Estados unidos tendría una prevalencia del 25%, diferenciando entre blancos 15%, México-americanos 53%, afro-americanos 80% y asiático-americanos de un 90%.

De este modo, en África central y medio Oriente, la prevalencia es muy poca. Al contrario que en Australia y Oceanía y la mayoría del sudeste Asiático, donde se encontraría entre un 62-100% de la población.

Existen tres tipos de intolerancia a la lactosa:

  1. Congénita: rara, solo se ha observado en una docena de casos en todo el mundo.
  2. Secundaria: sería como resultado de enfermedades que alteran la mucosa intestinal donde previamente si que había una actividad normal de la lactasa.
  3. Primaria: también llamada comienzo tardío o hipolactasia, es la más común y se presenta entre los 2 y 20 años.

Síntomas por intolerancia a la lactosa

Dolor abdominal, diarrea, náuseas, flatulencias y meteorismo, cólicos y distensión abdominal.

Los síntomas pueden aparecer 30 minutos después de la ingesta del carbohidrato, o bien, varias horas después.

Tratamiento

Evitar alimentos que lleven leche o lactosa.

Hoy en día es bastante difícil ya que la mayoría de alimentos y medicamentos llevan o bien leche o bien lactosa.

Hay que mirar siempre las etiquetas del productos e identificar los ingredientes dañinos para nuestro organismo.

Otras opciones

Por suerte, hoy en día, en muchos supermercados y centros especializados, existen ya productos sin lactosa, aunque nunca está demás, pararnos a mirar todos los ingredientes de todos los productos que vayamos a consumir.

También existen sustitutos de la leche como las bebidas vegetales (almendra, nuez, soja, chía, avellanas, kamut, arroz, coco), yogures de soja o de coco, helados sin lactosa o elaborados con soja.

Bibliografía:

  1. D. Infante. Intolerancia a la lactosa en quién y porqué. An Pediatr (Barc). 2008;69(2):103-5. http://damasoinfante.com/pdf/ilqpq.pdf
  2. Ángel La, et al. Prevalencia de hipolactasia tipo adulto e intolerancia a la lactosa en adultos jóvenes. Rev Col Gastroenterol / 20 (4) 2005: http://www.scielo.org.co/pdf/rcg/v20n4/v20n4a05.pdf
  3. Alliende F. Intolerancia a la lactosa y otros disacáridos. Gastr Latinoam 2007; Vol 18, Nº 2: 152-156. https://s3.amazonaws.com/academia.edu.documents/37763224/intocongenita_lactosa.pdf?AWSAccessKeyId=AKIAIWOWYYGZ2Y53UL3A&Expires=1548325325&Signature=yJmdtVkkA9BkiYOX2ZP2%2FhTkPUY%3D&response-content-disposition=inline%3B%20filename%3Dintolerancia_a_la_lactosa.pdf

.

Etiquetado , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: